Pioneras españolas y portuguesas en África y Asia

NOTA: Se recomienda abrir esta entrada en Chrome o Mozilla Firefox para su correcta visualización.


Juan F. Maura es catedrático emérito de Filología Hispánica de la Universidad de Vermont. Trabaja sobre las narrativas de los primeros viajes ibéricos por el mundo. Ha publicado libros, ediciones y artículos sobre el explorador Cabeza de Vaca. También investiga sobre la presencia de la mujer española en la conquista de América, la Leyenda Negra, la presencia española en Asia y el Pacífico, y la exploración española y portuguesa en Canadá antes de la llegada de Jacques Cartier. En este momento está escribiendo un libro sobre la presencia de mujeres españolas y portuguesas en África y Asia.

Bibliografía de Juan F. Maura en la Biblioteca de la AECID


Si es verdad que las mujeres son las responsables en transmitir en primer grado la cultura a sus hijos, el papel desempeñado por españolas y portuguesas será fundamental a la hora de fijar la idiosincrasia cultural de las nuevas naciones hispano-lusas por el mundo. Mi estudio se centrará en aquellas pioneras que a lo largo de los siglos XV, XVI y XVII, ya de forma voluntaria, ya obligadas por las circunstancias, tuvieron que abandonar la península Ibérica para ir a poblar otras tierras y continentes.

Es en gran parte gracias a los extraordinarios fondos sobre Filipinas que posee la Biblioteca Hispánica de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), incluyendo libros españoles y extranjeros de publicación reciente, que he podido llevar a cabo dicha investigación. Entre ellos se encuentran la formidable colección de libros especializados en Filipinas. Este tipo de investigación solo se puede llevar a cabo en bibliotecas especializadas, como en este caso. Siendo la Biblioteca Hispánica de AECID, la segunda biblioteca hispánica más importante del mundo tras la de Berlín, y con un personal tan profesional como amable, es un estímulo para que los investigadores podamos llevar a buen fin una tarea tan ardua y solitaria.

Aunque la escasez de documentación directa hace prácticamente imposible realizar un recuento exhaustivo del devenir de todas aquellas mujeres, si “peinamos” cuidadosamente las crónicas y documentos, tanto españoles como portugueses, podremos, sin duda, rescatar un material valiosísimo para configurar la temprana presencia de la mujer ibérica tanto en África como en Asia y el Pacífico.

Women in the Conquest of the Americas de Juan F. Maura, signatura 0B-25252.

El objetivo de este trabajo es el de incluir una selección de mujeres que fueron fundamentales en la expansión ibérica ultramarina de los siglos XV, XVI y XVII, resaltando el importante, indispensable diría yo, papel de las mujeres portuguesas y españolas en los primeros años del establecimiento ibérico en Asia y el Pacífico. Como se ha podido comprobar en estudios anteriores, ya desde los primeros años de la presencia española en las Américas, las mujeres han estado presentes en todos los documentos de compra, venta, préstamos, herencias, deudas y bienes de todo tipo. Sin embargo, pese a la investigación realizada hasta la fecha, todavía está por escribir una épica formal sobre las gestas de estas mujeres, que no forman parte del discurso crítico del descubrimiento y conquista de las tierras ultramarinas por razones de sexo, poder y falta de información. Estas razones ya fueron expuestas en mi primer libro sobre este tema titulado: Women in the Conquest of the Americas (1997).

Por lo tanto en este futuro trabajo se presentará una dimensión escasamente conocida de la presencia femenina en África, Asia y el Pacífico, con algunos ejemplos notables de los lances de las mujeres que participaron en dichos viajes.

A raíz del Tratado de Tordesillas, las mujeres portuguesas viajarán a Asia a través del océano Atlántico y del Índico, mientras que en el caso español lo harán a través del Atlántico y el Pacífico.

Mapa Universal del año 1502, de Alberto Cantino, donde se pueden apreciar la línea de demarcación del Tratado de Tordesillas.
Os Lusíadas, de Luís de Camões, signatura 1B-36629.

El comienzo de la llegada lusitana a Asia correrá a cargo del extraordinario marino Vasco de Gama, inmortalizado por Luís de Camões en su obra maestra Os Lusíadas. En el caso español, la más temprana presencia ultramarina documentada de mujeres en África data de 1493.

Que se tenga noticia, en el largo periplo de la primera vuelta al mundo, no participó ninguna mujer española o portuguesa, por la prohibición expresa de Magallanes de no llevarlas a bordo. No así en el último viaje a la India realizado por el gobernador y virrey Vasco de Gama en 1524, el mismo año de su muerte, pese a existir la misma prohibición. Este acontecimiento, no sólo resultará doloroso para las mujeres, sino que le acarreará al virrey más de un dolor de cabeza y un gran cargo de conciencia por la dureza de su proceder.  Pese a las duras penas y prohibiciones impuestas a aquellos que osasen contravenir las órdenes, a mitad de viaje, el virrey se encontrará a tres mujeres que viajaban clandestinamente y que, al parecer, ya estaban prometidas con algunos de los marineros a bordo. Dicho esto, el primer caso documentado de una mujer portuguesa en la India data de 1505.

Importantísima información al darnos los nombres de esas pioneras y desgraciadas mujeres. No solamente tuvieron que luchar cruzando océanos, sufriendo tempestades, hambre, sed, muerte de parientes y amigos, así como todo tipo de calamidades para llegar a tierras tan apartadas, sino contra la incomprensión y mala fe de sus propios paisanos que querían aprovecharse de los bienes materiales que habían ganado. A pesar de todos esos inconvenientes todas esas valientes mujeres decidieron buscar nuevos horizontes en su lucha por su libertad y un mundo mejor.

Muchas murieron en el intento, pero nadie las podrá quitar la satisfacción de haber visto océanos, islas, paisajes y gentes que muchas de sus paisanas ni remotamente se podían imaginar por no haber ni siquiera contemplado la posibilidad de haber salido de sus pueblos o ciudades. Dejaron atrás la tutela de padres, hermanos y se embarcaron en busca de una libertad que no tenían en sus casas.  Algunas sobresalieron, pero no cabe duda de que todas tuvieron que luchar hasta el final.

Algunas pioneras españolas
Isabel de Bobadilla (1505? – 1546)
Imagen tomada del documental

Fue la primera gobernadora de la isla de Cuba. En 1537 se casó con Hernando de Soto y se quedó de gobernadora de Cuba cuando su marido se fue a la conquista de la Florida. Más tarde volvió a España con una esclava blanca de nombre “Isabel”, a la que dio la libertad para que pudiera regresar a Cuba y casarse con el pescador Alberto Díez. Valiosa información que permite ver cómo mujeres de las más diversas clases sociales, esclavas y aristócratas, se embarcaban con destino al Nuevo Mundo. Se distinguió por el buen trato a sus súbditos. Terminó pobre en Sevilla después de un interminable proceso judicial.


Beatriz de la Cueva (1498 – 1541)

Fue la primera gobernadora de Guatemala, cuando murió su marido el capitán de Cortés don Pedro de Alvarado. Tuvo algunos detractores que no podían ver a una mujer como encargada de la gobernación de Guatemala. Por proferir unas palabras de desesperación fue condenada por blasfema, pero dio pruebas suficientes de coraje y nobleza a lo largo de su vida. Falleció a causa de un terremoto y alud de agua que arrasó la ciudad de Santiago de los Caballeros en Guatemala el 11 de septiembre de 1541.


Sor Jerónima de la Asunción (Toledo, 1555 – Manila, 1630)

La toledana Jerónima Yánez de la Fuente, más conocida por Jerónima de la Asunción (1555), ha sido uno de los personajes más interesantes de los que pasaron a Asia en los primeros años de la presencia española en las Filipinas. Interesante por varias razones, primero por su valor como aventurera, escritora, poeta y luchadora al más alto nivel.  Segundo, porque fue el epítome de todas esas extraordinarias mujeres de la península ibérica que participaron en esa gesta colosal que supuso la primera expansión ultramarina por todos los mares y continentes. Fundó el primer convento de religiosas en Manila.


Isabel Barreto de Castro (Lima,​​ 1567? – Castrovirreyna, Perú, 1612)

Fue la gobernadora de las islas de la Mar del Sur y responsable de la expedición a las Islas Salomón a la muerte de su marido, aunque en honor a la verdad sería más justo decir que Álvaro de Mendaña fue el esposo de la controvertida, valiente y arrojada Isabel Barreto. Este viaje que empezó en el puerto del Callao (Perú) y terminó en Manila, en las islas Filipinas, constituye la mayor distancia recorrida por naves españolas durante el siglo XVI, una travesía más larga aún que la de las naves que hacían el viaje anual entre Acapulco y Filipinas. Atravesar por entero el océano Pacífico era una empresa digna de los más arrojados e intrépidos espíritus, especialmente cuando no se sabía con total exactitud dónde estaban localizadas las míticas Islas de Salomón.


*Imágenes de las pioneras extraídas del video de la Exposición en el Museo Naval, No Fueron Solos, basado en gran parte en el libro del autor Españolas de ultramar.


ENTRADAS RELACIONADAS:

Día de la Mujer: día de todas las escritoras e investigadoras en la Biblioteca de la AECID

“La flor de la canela” interpretada por Chabuca Granda (Día de la Mujer 2019)

Los derechos de las mujeres

¡Si las mujeres mandasen!



Citar este post
biblioaecidmadrid (2024, 8 marzo). Pioneras españolas y portuguesas en África y Asia. La reina de los mares. Recuperado 21 de abril de 2024, de https://doi.org/10.58079/vzjt

biblioaecidmadrid

Blog de la Biblioteca AECID creado en 2012 como canal de difusión de sus fondos y actividades.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search