Sandra Gamarra: Pinacoteca Migrante. Bienal de arte de Venecia 2024

NOTA: Se recomienda abrir esta entrada en Chrome o Mozilla Firefox para su correcta visualización.


María Blanco Conde es conservadora de la colección artística de la AECID. Doctoranda en Hª del Arte Contemporáneo por la Universidad Complutense de Madrid. Experta con larga experiencia en mercado del arte en España. Profesora del programa ACERCA de la AECID y en el Máster en Tasación de Obras de Arte en la Universidad Antonio de Nebrija en Madrid. Autora de libros de arte como Catálogo de la Colección Artística de la AECIDLago RiveraJulián de la Herrería: su obra. Colección Museo Julián de la HerreríaEntre dioses y hombres: Julián de la Herrería, etc. Comisaria, crítica de arte en prensa y autora de artículos de investigación en revistas especializadas de arte.


Aspecto exterior del Pabellón de España en la Bienal de Venecia.

Un tema tan actual como es la migración es el elegido este año por el Comisario de la 60ª edición de la Bienal de Arte de Venecia, Adriano Pedrosa (Río de Janeiro, 1965) y al cual se adapta como un guante la propuesta de Sandra Gamarra que lleva cocinando este proyecto hace más de quince años. El antecedente lo encontramos en series anteriores suyas como ‘Versión original con subtítulos en español’ y en las obras presentadas en la exposición celebrada en 2021 y titulada Buen Gobierno donde también se cuestionaba el colonialismo.

Sandra Gamarra durante la rueda de prensa en la AECID. ©María Blanco.

Durante la rueda de prensa convocada por la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID que tuvo lugar el pasado 14 de febrero en el salón de actos de la Agencia se presentó a los medios de comunicación el proyecto que representará a España en esta edición. Las primeras declaraciones de la creadora elegida este año fueron que ‘el arte es una forma de conocer el mundo’ y ‘la cultura es lo que somos y exportamos’. Sandra Gamarra cree que ‘el arte es un espacio donde podemos diferir, un lugar seguro donde nos podemos permitir desencuentros’ y para ella la pintura se ha convertido en una herramienta para criticar y cuestionarla como proceso.

El título del proyecto –Pinacoteca Migrante– ya ofrece suficientes pistas para saber que se va a encontrar el visitante si acude al Pabellón de España, y es que se trata de una particular instalación museística compuesta por un centenar de cuadros más doce copias pintadas de monumentos repartidos en seis espacios, cinco salas y el jardín central.  Cada uno de ellos está organizado con una temática y un argumento concreto. La autora pretende hacer pequeños guiños teatrales a través de copiar pinturas del pasado con el fin de hacer nuevas lecturas y para ello replica, por ejemplo, obras del barroco, un bodegón de Zurbarán o las pinturas de castas.

Pintura para la sala Tierra Virgen. ©Oak Taylor-Smith/AECID.

Las salas que componen Pinacoteca migrante se titulan: Tierra Virgen, sobre pinturas de paisajes españoles, pero también de América Latina, Filipinas y el norte de África; Gabinete de la extinción, que vincula el colonialismo con el extractivismo; Gabinete del Racismo Ilustrado, un relato sobre cómo la antropología y la ciencia fueron utilizadas como herramienta de discriminación racial; Máscaras mestizas, sobre el retrato a colonos; Retablo de la Naturaleza Moribunda, que relacionará al bodegón con la construcción de opulencia y tesoros; y Jardín Migrante, en el que se recreará monumentos sobre la conquista que se emplazan en las antiguas colonias y representaciones de plantas autóctonas o invasoras, en alusión a la migración.

En conjunto, la exposición recrea un singular escenario museográfico, un lugar conocido, familiar y en el que el público podrá reconocer las obras, pero con suficientes elementos que rompen y cambian el discurso jugando con los detalles porque, según sus palabras, ‘la historia no es algo fijo’.

Sandra Gamarra lleva más de una década investigando los repertorios iconográficos occidentales y, a pesar de ser peruana, se considera una pintora occidental. Ese estudio abarca desde el inicio de la edad moderna hasta la contemporánea, es decir, desde el descubrimiento de América hasta la Ilustración, a finales del siglo XVIII. Replicando pinturas que se encuentran en museos españoles pero transformándolos en algo diferente.  

Sandra Gamarra trabajando en los facsímiles de la Flora Mutis. ©Foto. Ok Diario.

Los museos han realizado en los últimos años exposiciones importantes en España sobre el legado de la monarquía hispánica. Pensemos, por ejemplo, en una exposición dedicada a la proyección científica y cultural de Carlos III en el Museo Arqueológico Nacional (2017) y en la que quedó de manifiesto que en tiempos de su reinado, la corona pensaba en el gobierno de sus reinos de una forma global e integradora. También, se promovieron expediciones científicas al continente americano, como la de José Celestino Mutis quien realizó en varios tomos la Flora de Nueva Granada. Estas láminas conocidas popularmente como ‘Flora Mutis’ y que en tiempos del Instituto de Cultura Hispánica se reprodujeron con gran calidad continúan colgadas por muchos de los despachos de la Agencia. Pues bien, Sandra Gamarra ha elegido estas láminas añadiéndoles a esas plantas, brazos y manos como metáfora de la pérdida de esos espacios naturales, de la relación que tenía el hombre con estas especies. La botánica en sus manos se convierte en algo reivindicativo y en objeto de crítica medioambiental.

En otros casos, como ya hemos señalado, esta artista se ha fijado en las series compuestas por dieciséis cuadros conocidas como Castas y que se conservan entre otros, en el Museo de América, estas pinturas eran en realidad lo más alejado de la sociedad americana, no existían, con ellas se pretendía educar a través de las imágenes, servían para ilustrar los roles de comportamiento de la sociedad de entonces a la metrópoli (España). Gamarra las reinterpreta y bautiza: Racismo Ilustrado y copiando un lienzo del pintor novohispano Luis Berrueco, la transformación deja al descubierto las manos tan necesarias para el trabajo de esas ‘familias mestizas’.

Si el pintor quiteño, Vicente Albán levantara la cabeza vería que en su cuadro India con traje de gala (1783) el rostro de su protagonista ha desaparecido, Gamarra lo ha sustituido por tres máscaras de carnaval de Junín y cuyo paisaje aparece invadido por frases reivindicativas con caligrafía similar a los que podemos ver en los cuadros de exvotos de artistas anónimos. La pintora señala que esos párrafos que forman parte de la pintura terminan borrando buena parte de la obra, porque según la propia artista, el texto es pintura.

Gamarra es una arquitecta de relatos, una cronista muy crítica del arte hispano-colonial relaborando los géneros clásicos como el retrato, paisaje, bodegón.  Este relato pictórico comenzó hace años con el autorretrato y ahora crea su particular historia.

La puesta en escena de las obras también está estudiada, la mayoría de los cuadros se presentarán arropados por telas que, según la artista, ayudarán a descuadrar las lecturas imperantes de las pinturas.

El comisario que la acompaña en este relato pictórico y con el que lleva ya hace tiempo trabajando es Agustín Pérez Rubio (Valencia, 1972) señala acerca de este proyecto:

“Vamos a hablar de pintura en un sentido amplio, pero también de la línea narrativa de la historia española. Iconografías, temáticas, maneras de representar lo que hoy asumimos como racismo, patriarcado o eurocentrismo. De manera holística, la muestra nos hará ver que temas como la crisis climática, los feminicidios, el racismo o la colonialidad están totalmente entrelazados”.


ENTRADAS RELACIONADAS:

Nuestra colección: Exposición con obras de las colecciones de arte AECID y MAUC

Antes de América: Fuentes originarias en la cultura moderna. Exposición en la Fundación Juan March

Conflicto por un ejemplar original del “Códice Martínez Compañón”



Citar este post
mariablanco (2024, 26 febrero). Sandra Gamarra: Pinacoteca Migrante. Bienal de arte de Venecia 2024. La reina de los mares. Recuperado 21 de abril de 2024, de https://doi.org/10.58079/vwkl

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search