Los orígenes del sindicalismo tunecino y el papel de Ṭāhar al-Ḥaddād 

NOTA: Se recomienda abrir esta entrada en Chrome o Mozilla Firefox para su correcta visualización.

Tatiana Hernández-Justo se graduó en Estudios Árabes e Islámicos por la Universidad de Granada y se doctoró en Lenguas, Textos y Contextos por la misma universidad en 2022 con una tesis sobre Tahar Haddad. Actualmente cuenta con un contrato financiado por el programa Investigo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Trabaja desde 2023 en la Escuela de Estudios Árabes (CSIC, Granada). Sus líneas de interés son el feminismo, el sindicalismo, la comunidad LGTBIQ+, el reformismo islámico y la historia colonial, todo ello aplicado a Túnez. Sus publicaciones pueden consultarse desde el portal ORCID.


Retrato de Ṭāhar al-Ḥaddād

Si se menciona el nombre de Ṭāhar al-Ḥaddād probablemente a pocas personas les venga a la cabeza alguna referencia. Quizá a los lectores más ávidos del blog o a quienes lo sigan desde hace tiempo les suene un poco más (¡a fin de cuentas, hablamos sobre él hace unos cuantos años!), pero lo más seguro es que la mayoría de gente no haya oído hablar de este personaje. Si, por el contrario, se menciona “Túnez”, a muchos lectores se les iluminará el rostro: quizá lo conozcan de primera mano, hayan leído sobre el país en este mismo blog o incluso hayan veraneado allí (¡qué suerte y qué envidia!). Ahora, añadamos “sindicalismo” o “movimiento obrero” a la ecuación y la cosa mejora, porque probablemente todo el mundo tenga una idea, por muy vaga que sea, sobre qué significan ambos términos. ¿Pero qué pasa si, además, nos referimos a la “Revolución de los Jazmines”, también llamada Primavera Árabe en Túnez? Quizá quienes estuvieran pendientes de las noticias durante 2011 y los sucesivos tengan una idea del papel que desempeñó el sindicalismo tunecino en la revolución, pero ¿y si les dijera que el punto en común entre todas esas cuestiones es, precisamente, Ṭāhar al-Ḥaddād?

Podríamos escribir ríos de tinta sobre su figura, pero nos limitaremos a lo más importante. Nació en 1899, murió en 1935, con 36 años, y fue un activista político anticolonialista que, además de formar parte del movimiento estudiantil y contribuir regularmente en los periódicos locales, escribió poemas y es conocido como pionero de la emancipación femenina en Túnez. El punto de encuentro entre todo lo que adelantábamos lo encontramos en una de sus obras, cuyo título podríamos traducir como Los trabajadores tunecinos y el surgimiento del movimiento sindicalista (al-‘Ummāl al-tūnisiyyun wa-ẓuhūr al-ḥarakat al-niqābiyya), porque ¿hemos dicho ya que Ḥaddād también era ensayista? Como se puede observar, Ḥaddād tocó muchos palos a lo largo de su corta, pero muy intensa vida y es precisamente eso lo que lo convierte en una figura clave para entender el Túnez contemporáneo.

Si tenéis buen ojo, seguro que os estáis preguntando por qué en la portada de la obra no sale la imagen de Ḥaddād y quién es este otro personaje, sin embargo no os preocupéis, porque todo tiene rápida solución. Es Muḥammad ‘Alī Ḥammī, uno de los mejores amigos de Ḥaddād. Tras volver a Túnez después de haber estudiado en varios países de Europa, como Alemania, Ḥammī observó la terrible situación de los trabajadores tunecinos: turnos infinitos, jornales irrisorios, ausencia casi total de seguros médicos, escasa salubridad de las fábricas… Y, dado que era un hombre de mente inquieta y con mucha empatía, decidió iniciar una amplia actividad para cambiar la situación. Así, motivado por lo que había visto y aprendido en Europa, reunió a un grupo de amigos y les propuso formar un sindicato para luchar por el proletariado. Ṭāhar Ḥaddād fue uno de los primeros en apoyar la idea y, al poco tiempo, entre todos tenían más o menos claro cómo iba a ser. En realidad, se trataba de una central sindical, es decir, un organismo que aglutina sindicatos independientes para coordinar la actuación conjunta de todos ellos. Se iba a llamar Confederación General de Trabajadores Tunecinos (CGTT, para amigos e iniciados). Corría el año 1924.

Quizá algunos lectores estén preguntándose si es que, antes de la llegada de Ḥammī y de su brillante idea, no existía el sindicalismo en el país. ¡Sí que existía! De hecho, los sindicatos eran abundantes en la cuenca minera, los puertos, los tranvías y las fábricas. Incluso había algunos relacionados con la agricultura. El problema era que la única central sindical del país, la Confederación General del Trabajo, era… ¡un organismo colonial! La práctica totalidad de su equipo directivo era francés y dependía directamente de la SFIO (la Sección Francesa de la Internacional Obrera). Bajo su fachada de promover la equidad y la justicia para los obreros en Túnez, en realidad luchaba solo por los intereses de los trabajadores europeos, ignorando los de los tunecinos.

1. Les pensées et autres écrits, signatura MHL-246. — 2. Les travailleurs tunisiens et l’emergence du mouvement syndical, signatura 4-23544. — 3. Al-ḥaraka al-naqābīya bayn al-istiqlālīya wa-l-tabaʿīya II : al-Ittiḥād al-ʿĀm al-Tūnisī li-l-šuġl wa-l-iškālāt al-ṣaʿba, signatura 4-56273. — 4. Le syndicalisme aventurier. Tome III, Les péripéties du Mouvement syndical tunisien, signatura BLG-930.

Como a la central francesa no le hacía ninguna ilusión que se fundara una central autónoma que escapara a su alcance, su líder, Joachim Durel, lanzó una intensa campaña de descrédito contra la CGTT y todos sus miembros, e incluso implicó en ella a Léon Jouhaux, un sindicalista francés que más tarde recibiría el premio Nobel de la Paz, pero que no apoyó la fundación de la CGTT por el mero hecho de que no estaba bajo el control de Francia. Aun así, Ḥammī, Ḥaddād y el resto de sus compañeros fundaron la CGTT ese mismo año, promoviendo acciones pacíficas contra la opresión laboral y contra las desigualdades entre el trato dado a los trabajadores europeos y a los tunecinos. La represión directa no tardó en llegar: las fuerzas coloniales la ilegalizaron, encarcelando y exiliando a casi todos sus dirigentes, acusados de tramar un complot contra Francia. ¿Adivinan quién fue el único que se salvó? ¡Ṭāḥar Ḥaddād! Nadie sabe cómo logró publicar toda la historia de la CGTT en el libro que mencionábamos al comienzo, en 1925. Libro que, por supuesto, fue censurado nada más salir a la venta…

1. Ma vie politique et syndicale: enthousiasme et déceptions, 1944-1981, signatura GMA-1643. — 2. Mémoires d’un syndicaliste militant destourien, signatura 4-19714. — 3. Panorama sindical en el caso del Magreb: Argelia, Marruecos, Túnez y (USTMA), signatura GMA-1838

Pese a todo, la CGTT no murió, sino que fue “resucitada” unos años más tarde con nuevos miembros que continuaron luchando no solo por la justicia laboral, sino también por la independencia. Estos principios tan tempranos y agitados del sindicalismo tunecino favorecieron la creación de sindicatos posteriores, como la UGTT, el sindicato más fuerte que existe en el país ahora mismo y que tuvo un papel clave en la Revolución de los Jazmines y, sobre todo, en la posterior transición democrática. De hecho, fue uno de los cuatro integrantes del Cuarteto para el Diálogo Nacional Tunecino, galardonado con el premio Nobel de la Paz en 2015. Me pregunto qué diría Jouhaux si pudiera verlo… ¡y cuán orgulloso estaría Ḥaddād de ver los frutos de la lucha obrera en su patria!

El jueves 26 de enero de 1978 se produjo una huelga de 24 horas, de carácter general debido al empeoramiento de la crisis económica en Túnez, cuya represión se saldó con la muerte de varios trabajadores, numerosos heridos y detenciones masivas, incluida la del entonces secretario general de la Unión General de Trabajadores de Túnez (UGTT), el líder histórico Habib Achour, que lo narra en su libro Ma vie politique et syndicale: enthousiasme et déceptions, 1944-1981.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Un recorrido por los derechos laborales y sindicales en la región árabe

Conociendo a Ṭāhar al-Ḥaddād, pionero del feminismo en Túnez

El pensamiento feminista de Ṭāhar Ḥaddād

La donación de Bernabé López García: nuevos documentos del mundo árabe contemporáneo en la Biblioteca Islámica


OpenEdition le sugiere que cite este post de la siguiente manera:
biblioaecidmadrid (1 de abril de 2024). Los orígenes del sindicalismo tunecino y el papel de Ṭāhar al-Ḥaddād . La reina de los mares. Recuperado 14 de julio de 2024 de https://doi.org/10.58079/w52j


biblioaecidmadrid

Blog de la Biblioteca AECID creado en 2012 como canal de difusión de sus fondos y actividades.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search