Telemedicina en la región Oriental de Marruecos: una experiencia de cooperación internacional española


Sandra Rojo Flores es antropóloga. Miembro del grupo de investigación Observatorio de Prospectiva Cultural HUM:584 de la Universidad de Granada. Directora del Festival de Cine y Memoria Común de Nador y coordinadora del proyecto de innovación y desarrollo de la AECID: “Telemedicina en la región Oriental de Marruecos ACDE 1489”. Ha editado en 2015, junto a José Antonio González Alcantud, el libro: “Andalusíes: antropología e historia cultural de una élite magrebí” en la editorial Abada, y junto a éste y José Muñoz, en 2016: “La Alhambra, mito y vida 1930-1990”, publicado por el Patronato de la Alhambra y el Generalife y la UGR.


La atención médica a distancia parecía, hace algunos años, una realidad poco comprensible y aceptable por una gran parte de la población e incluso del personal médico, que consideran que este acto deshumaniza la relación entre el médico y el paciente. Sin embargo, debido a la pandemia provocada por la COVID-19, esta herramienta se volvió indispensable para poder hacerse cargo tanto de los pacientes que presentaban diversas dolencias como de los que su sintomatología podía asociarse con la nueva enfermedad. No olvidemos que, en ese contexto, la premisa fue “guardar distancia” debido a la alta contagiosidad del virus y a la escasez de medios para poder garantizar el bienestar del personal médico y de los otros pacientes. En Marruecos, se utilizaron varias plataformas como Wi9aytnatbib24 o jawaz-asseha.

La importancia de la telemedicina se puso entonces de manifiesto en su modalidad de “tele consulta” y de “tele vigilancia”, es decir de atención y seguimiento médico, dos de sus principales utilidades cuya eficacia ya había sido constatada en los medios militares, contexto en el que encontramos sus primeras aplicaciones. En el ámbito civil, aunque no podemos dar por hecho que se trate de un medio completamente satisfactorio para los pacientes y el personal médico como anotan algunos autores, tampoco podemos negar sus beneficios no solo en los momentos de excepción sanitaria. Nos referimos a la situación de las zonas rurales en las que la ausencia de especialistas es un hecho, lo que provoca largos desplazamientos de los pacientes hacia las zonas urbanas o, en el peor de los casos, la ausencia de la atención oportuna.

Es el caso de Marruecos, ya que sus autoridades, conscientes de esta situación, han impulsado desde hace algunos años la implantación de la telemedicina como un remedio ante la desproporción geográfica en el acceso a las consultas médicas especializadas.

En las siguientes líneas, haremos un breve relato de la forma en que la cooperación española ha contribuido  en este camino pues hemos sido testigos de primera mano gracias al programa de subvenciones de innovación y desarrollo de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), en el que tuvimos la oportunidad de poner en marcha una experiencia de telemedicina en la región Oriental del país.

Todo comenzó en el año 2017 en el marco del proyecto “Telemedicina en la región de la Oriental” presentado por el consorcio formado por la compañía Quantis-Eurona como empresa privada y el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) como centro de investigación. El objetivo principal fue conectar vía satélite al Centro Hospitalario Universitario (CHU) de Oujda con una unidad móvil y un centro de salud rural ubicado en la comunidad de Aïn Beni Mathar, provincia de Jerada (a unos 86 kilómetros de Oujda). Se trataba de proporcionar atención médica especializada desde el CHU, tanto a la unidad móvil como al centro de salud rural, en los cuales se contaba solo con personal médico general. Para ello, se dotó a la unidad móvil de una antena desplegable que le permitiera conectarse desde las zonas rurales por donde se desplazara  y se equipó al CHU y al centro de salud de Aïn Beni Mathar con antenas fijas. El tipo de conexión vía satélite fue fundamental debido a la ausencia de fibra óptica en varios rincones del país, razón por la cual la participación de la empresa local Nortis, especialista en comunicación satelital, fue imprescindible. En cuanto al instrumental médico, este consistió en un otoscopio, un dermatoscopio, un oftalmoscopio, un electrocardiógrafo, un espirómetro y un ecógrafo para abarcar las especialidades de otorrinolaringología, dermatología, oftalmología, cardiología y neumología, además del servicio de ecografía. La colaboración y el apoyo de las autoridades locales como el Consejo Regional de la Oriental, la Delegación Regional de la Salud y el Centro Universitario Hospitalario de Oudja fueron decisivos para su desarrollo. La puesta en marcha de esta experiencia, inaugurada en octubre del 2018, tuvo una gran aceptación y se insertó en una política nacional que se fortaleció paulatinamente y que culminó con la Ley de la Telemedicina aprobada por el Ministerio de Salud en ese mismo año así como la creación de la Sociedad Marroquí de Telemedicina, agencia encargada del despliegue de 123 puestos de telemedicina en las zonas rurales de todo el país.

La experiencia aportada por el grupo Quantis-Eurona, fue reconocida por la entidad pública empresarial ICEX España Exportación e Inversiones  por su impacto social y con el tiempo ha puesto de manifiesto la oportunidad de mercado que existe en el ámbito de la salud digital en Marruecos en particular y en el norte y resto de África en general. Hay que subrayar que fue una iniciativa pionera en el medio empresarial, de investigación y de cooperación español puesto que, de todos los proyectos de telemedicina extranjeros existentes en la última década en Marruecos, tres eran procedentes de los Estados Unidos, uno de Corea, uno de Rusia, uno de la India, dos de Bélgica, uno de Francia y uno más de Portugal.

Asimismo, abordó un objetivo que encontramos más tarde presente en el programa Horizonte 2021-2027 , concretamente en el Pilar 2 Desafíos Globales y Competitividad Industrial Europea, que incide sobre el papel de las empresas europeas en el liderazgo de los desafíos mundiales como la salud, así como en el impulso de la cooperación para el desarrollo. En ese contexto, no olvidemos que Marruecos es un país estratégico para la Unión Europea como se refleja en los múltiples acuerdos existentes y en vías de negociación, tal como lo demuestra su incorporación como tercer país asociado del citado programa europeo.

La salud digital, y dentro de ella la telemedicina, representan pues un eje de cooperación entre Marruecos y España cuya vía fue abierta gracias a la AECID y que resulta prometedor ya que el terreno se encuentra en un estado de maduración importante. A nivel nacional existe el marco jurídico y administrativo necesarios para su despliegue, a nivel internacional el interés en la investigación y el apoyo al liderazgo de las empresas y entidades europeas en el sector y a nivel social la necesidad de un acceso equitativo a la atención sanitaria especializada lo que la telemedicina, correctamente planificada, puede ayudar a solventar.    


Algunos recursos electrónicos sobre Telemedicina en la Biblioteca de la AECID:

Vídeo sobre telemedicina:

s.n. (20n.d.). Telemedicina : en tiempo real.

Recursos sobre la telemedicina en las fuerzas armadas:

Palop Asunción, J. G., Hernández Abadía de Bárbara, A., Vázquez Prat, Á., & Nevado del Mazo, L. (2018). Aplicaciones de la telemedicina en montaña y entornos hostiles. Sanidad Militar, 74(3), 175–178.

Gil-Díaz, S., Navarro-Suay, R., & López-Soberón, E. (2020). Análisis descriptivo de la atención médica en la instalación role 1 española desplegada en yibuti (operación atalanta) 2017-2018. Sanidad Militar, 76(4), 221–228.

Telemedicina y COVID

Barragán-Vergel, M. F., & Ortiz-Labrador, J. A. (2022). Barreras de acceso a la telemedicina en tiempos de covid-19, un desafío profesional y gubernamental. Medunab, 25(1), 83–85.

Jaldín-Vasquez, J. P., Ortiz-Flores, N., Paz-Román, C. A., & Mauricio, P.-R. (2020). Guía de atención remota para pacientes pediátricos con covid-19. Gaceta Médica Boliviana, 43(2), 190–199.

Vaucheret Paz, E., Giacchino, M., Leist, M., Chirilla, C., Petracca, L., & Agosta, G. (2022). Telerrehabilitación de sujetos con trastornos del neurodesarrollo durante el confinamiento por covid-19. Revista Colombiana De Psiquiatría.

Mónica, P., & Milca, C. (n.d.). Ehealth y pandemia covid-19: nuevos tiempos para las relaciones entre médicos y pacientes. Chasqui, 1(145), 281–300.

Di Tommaso, Fernando, Fitz Maurice, Mario, Sastre, Paula, Hirschson Prado, Alfredo, Dominé, Enrique, Agüero, Pablo, & Baranchuk, Adrián. (2020). Consultas vía whatsapp en un servicio de electrofisiología de un hospital público de la ciudad de buenos aires en tiempos de covid-19. Revista Argentina De Cardiología, 88(3), 231–234.


ENTRADAS RELACIONADAS:

Tesoros escondidos a plena vista: material fílmico sobre el Protectorado en Marruecos y otras colonias españolas

Nueva sala de exposiciones para la biblioteca e inauguración de: “La Cooperación Internacional para el Desarrollo en la bibliografía científica”


OpenEdition le sugiere que cite este post de la siguiente manera:
biblioaecidmadrid (31 de octubre de 2022). Telemedicina en la región Oriental de Marruecos: una experiencia de cooperación internacional española. La reina de los mares. Recuperado 14 de julio de 2024 de https://doi.org/10.58079/tkxy


biblioaecidmadrid

Blog de la Biblioteca AECID creado en 2012 como canal de difusión de sus fondos y actividades.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search