Donación de Amador Balbás sobre Marruecos

NOTA: Se recomienda abrir esta entrada en Chrome o Mozilla Firefox para su correcta visualización.


por Teresa Páez Granado

Licenciada en Estudios Árabes e Islámicos por la Universidad Autónoma de Madrid, con formación especializada en Biblioteconomía y Archivística.
Su carrera se ha desarrollado entre otras instituciones y colecciones particulares, en la Biblioteca Nacional de España, para la que ha realizado el tratamiento técnico de colecciones de impresos del Departamento de raros y manuscritos, o en la Real Academia de la Historia, dónde se ocupó de la catalogación de los manuscritos de la colección de los Jesuítas o los impresos orientales de la colección Gayangos. Actualmente está contratada en la Biblioteca Hispánica de la AECID por
BIBLIODOC como técnico de catalogación para la colección general y algunas colecciones especiales.
Perfil profesional en Linkedin


Recientemente, en la Biblioteca Islámica (AECID) se ha procesado la segunda entrega de la donación de Amador Balbás Torres, de la que restaban aún doscientos volúmenes por introducir en el catálogo.

Ilustraciones de: Notre premier tour du Maroc (Signatura 4-66117)

La mayoría de estas publicaciones tratan sobre Marruecos o sobre el Magreb, como área natural de influencia de nuestro vecino norteafricano. Religión, economía, arte, artesanía, literatura, guías de viajes o diarios de viajeros, mujeres, historia… ningún aspecto del país escapa a la curiosidad de este Inspector de Enseñanza que, durante muchos años, residió en territorio marroquí. De ese modo, gracias a esta donación, Amador Balbás proporciona un viaje intelectual a un país cercano a nosotros y siempre acogedor con el viajero, además de enriquecer los materiales que estudiantes e investigadores tienen ahora a su disposición.

Porque su colección es eso: los libros que alguien, curioso y enamorado del país, busca ávido por las librerías y los puestos callejeros del Marruecos de los años 90, cuando Amazon no traía hasta casa las bellezas de otros mundos. En alguno dejó constancia de su compra, del lugar y fecha, como se aprecia en las anotaciones manuscritas de la portada; otros llevan aún la etiqueta de librerías como Livre service o Kalila wa Dimna, de Rabat.

Los ejemplares marroquíes, en lengua francesa, son de editoriales locales, como La porte o EDDIF, publicaciones gubernamentales, Lak International y otras menos conocidas. Aunque también hay títulos editados en Francia o en España.

A continuación se destacan algunas obras atractivas y representativas de lo que se comenta.

En primer lugar, una cuidada edición en gran formato sobre la Historia de la ciudad de Safi a través de su famosa cerámica: La colline des potiers (1993). Con numeroso testimonio gráfico y un interesante texto, está encuadernada en tela amarilla y sobre su cubierta reposa un pequeño azulejo en cerámica azul, decorada con el nombre de la ciudad en árabe.

Mineraux du Maroc (1992) es un libro ilustrado de gran formato con fotografías sobre la riqueza mineral del país. En cuestiones de geología, el país posee una gran riqueza tanto en variedades minerales como en paisajes determinados por su geografía física: altas montañas del Atlas, desierto, planicies, valles y zonas costeras. La minería como tal es un importante sector económico en Marruecos, pero también la explotación de la riqueza geo-minera como actividad turística puede constituir un motor de desarrollo en algunas zonas rurales.

La capital política y administrativa del reino, Rabat, es una urbe moderna que sigue manteniendo sus barrios, poblados antiguamente por moriscos filibusteros y comerciantes, volcados hacia el Atlántico. La Casba de los Udayas, fortaleza revitalizada en el siglo XVII por los hornacheros, mira al océano y a la desembocadura del Bu Regreg y de sus paisajes nos hablan las fotografías del libro Rabat (1991), de la colección Le temps d’une ville, de la editorial EDDIF.

En esta línea de enfoque histórico, conservaba Amador Balbás cuatro libros que merece la pena resaltar.

Por un lado, la Histoire des Juifs en Afrique du Nord (edición de 1987), en la que el escritor, traductor y político André Chouraqui hace un recorrido por la historia y la sociedad de esta relevante comunidad en el norte de África, comunidad con un peso específico propio en el caso de Marruecos.

De Alfred Georges Paul Martin, hay un casi-facsímil de su obra Quatre siècles d’histoire marocaine, publicada por primera vez en 1923 y que incluye los estudios dedicados a la monarquía cherifiana censurados en Francia durante los primeros años el siglo XX. La biblioteca cuenta también con el original entre sus fondos.

Marruecos fue parte del Imperio Romano y ha quedado constancia de esa huella en ciudades como Volubilis, cerca de Meknes. En Volubilis: de mosaïque à mosaïque (1998), se realiza un recorrido gráfico por la antigua ciudad con especial atención a sus mosaicos.

Muy curiosa es la Histoire du Maroc en bandes dessinées (1993), publicada en tres volúmenes por la editora de Rabat Quadrichromie. En ellos se hace un recorrido desde la prehistoria hasta la Independencia de las potencias europeas en 1961, a modo de novela gráfica.

La Dra. Ghita el-Khayat, reconocida escritora y psiquiatra de Casablanca, desvela el universo femenino acompañada de las ilustraciones de Jean-Gaston Mantel, en Le somptueux Maroc des femmes (1991).

Para terminar, una edición ilustrada con fotografías, mapas y dibujos del Viaje a Marruecos (1883-1884) de Charles de Foucauld, editada en España por José J. de Olañeta en 1984 y una novela de 2006 editada por Anagrama, también en España, traducción del irreverente y tragicómico relato del argelino Y.B. Alá superstar, completan un panorama bibliográfico que va desde lo más académico a lo más lúdico y que, seguramente, satisfará a investigadores de muy diversos ámbitos científicos.

Salvo cuestiones de conservación, los libros de la donación Balbás son prestables y completan otras colecciones de reserva, como las de los arabistas Bernabé López García y Gonzalo Fernández Parrilla, quienes también residieron largas temporadas en Marruecos. Por lo tanto, supone la mejora de un fondo especializado en las relaciones hispano-marroquíes, con numerosos ejemplares sólo consultables en sala.


ENTRADAS RELACIONADAS:

Nuevo incremento de fondos sobre el Protectorado español en Marruecos: la donación de Manuel Melis Clavería

Las huellas olvidadas: un recorrido por los vestigios de la arquitectura española de Marruecos durante el Protectorado

Donación de Gonzalo Fernández Parrilla

La donación de Bernabé López García: nuevos documentos del mundo árabe contemporáneo en la Biblioteca Islámica


biblioaecidmadrid

Blog de la Biblioteca AECID creado en 2012 como canal de difusión de sus fondos y actividades.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.